Envío gratuito a partir de 49€ en Península

Consejos para cuidar tus Cactus

Los cactus son plantas que presentan una enorme resistencia, debido a su capacidad de adaptación a climas muy variados.

Te contamos lo que necesitas saber para cuidar de esta exótica especie que, además de ser una buena opción decorativa, presenta beneficios para la salud, ya que es capaz de purificar el aire o absorber ondas electromagnéticas producidas por los aparatos digitales.

Los cactus, por su versatilidad, se presentan como una opción acertada para el hogar, tanto dentro de casa como en el exterior. Su cuidado no requiere demasiada atención, razón por la que se han convertido en una de las mejores plantas para aquellas personas que no pueden invertir demasiado tiempo en el cuidado del jardín.

Otra de sus cualidades es su escasa raíz, peculiaridad que les permite adaptarse a diferentes medios, y su capacidad de retener la humedad, gran opción en viviendas donde se opta por el bajo consumo de agua o zonas más desérticas.

Al igual que otras plantas que forman parte de la familia de las cactáceas, como las suculentas y las crasas, necesitan una serie de cuidados muy sencillos que resumimos a continuación.

El cuidado de los cactus en cinco tips

  • Riego intermitente

Durante los meses más calurosos del año (primavera y verano) se recomienda una frecuencia de riego de una vez cada 10 o 12 días, que irá en disminución conforme llegue el invierno. Durante los meses más fríos, como diciembre o enero, se puede, incluso, suprimir el riego de estas plantas.

  • La luz es esencial

Para el buen crecimiento del cactus, la luz es un componente vital, razón por la que se recomienda que los cactus se coloquen en lugares luminosos o próximos a ventanas exteriores.

  • Mejor con temperaturas suaves

Aunque se trata de una especie resistente, que llega a soportar temperaturas elevadas, no están acostumbradas al frío y pueden estropearse en ambientes donde las temperaturas no superan los 7 grados centígrados.

  • Sustrato adecuado para equilibrar la humedad

El sustrato debe permitir un correcto drenaje y es importante elegir opciones adecuadas a este tipo de plantas, fáciles de conseguir en tiendas especializadas. Si optas por crear un sustrato personalizado, es conveniente mezclar sustrato universal y arena de río o piedras porosas, como las volcánicas, para que estas absorban la humedad.

  • Abono para su crecimiento

Los fertilizantes más eficaces son aquellos que combinan nitrógeno, potasio y fósforo. Para conseguir que el cactus florezca con la llegada de la primavera puedes comenzar a usar el fertilizante en otoño y aplicarlo cada quince días. Otra opción de crecimiento es utilizarlo solo cuando empiecen a brotar las primeras flores de primavera.

¿Cuál es mi tipo de cactus?

Todos los cactus presentan características similares, pero te detallamos, a continuación, los más populares:

  • Cactus Opuntia (que se presentan como los más resistentes)
  • Cactus Mammillaria (su principal características es la flor que va formando coronas alrededor del cuerpo globular, lo que le confiere la popular denominación de cactus hippie).
  • Cactus asiento de suegra (esta original denominación es consecuencia de su forma esférica llena de pinchos).

¿Cómo elegir el lugar adecuado para los cactus?

Elegir un cactus es una opción acertada porque son plantas adecuadas para decorar cualquier espacio (dormitorios, salones, recibidores y hasta los baños, ya que absorben la humedad del ambiente). Sin embargo, es conveniente recordar que deben situarse en lugares luminosos donde no haya corriente de aire.

¿Y si mi cactus está amarillo?

Si el cactus muestra cambios de color hacia el blanco o el amarillo está indicando que no está colocado en el lugar adecuado o tiene un exceso de exposición al sol.

¿Cómo cuidar CACTUS, CRASAS y SUCULENTAS?

La familia de las suculentas, a la que pertenecen los cactus y las crasas, se caracterizan por presentar hojas carnosas que, en realidad, están llenas de agua, lo que permite su supervivencia en climas áridos y secos y su cuidado frente a los insectos. Para ello, los cactus presentan pinchos como sistema de protección, mientras las crasas tienen hojas dentadas, tallos en forma de aguijón o savia que puede llegar a irritar los tejidos.

Se trata de plantas originarias de desiertos y montañas, que cuentan con escasez de agua, por lo que sus raíces y hojas, así como la dureza de la piel, constituyen un sistema de reserva acuífera esencial para su supervivencia. Las especies más espinosas muestran ese aspecto para protegerse del sol y de las altas temperaturas. Al mismo tiempo, las espinas permiten el proceso de la fotosíntesis y retener las pequeñas gotas de agua generadas por el rocío. 

Aunque cactus, crasas y suculentas son especies similares, las pequeñas diferencias vienen marcadas por su lugar de procedencia, donde las peculiaridades del clima, y su propia protección ante otras especies, les han permitido evolucionar de manera distinta para adaptarse a las circunstancias. Actualmente existen más de 73 especies que se agrupan en más de una decena de géneros distintos.

Tips para el cuidado de las Crasas y Suculentas

Los factores más importantes en el crecimiento y cuidado de estas plantas son el riego, el sustrato, la luz, el drenaje. Combinados correctamente, pueden mostrar composiciones estéticamente bellas que combinan diversas gamas de color, texturas y volúmenes.

  • Presentan sensibilidad a la humedad

Es recomendable que el sustrato esté seco completamente antes de volver a regarlas.

  • Sustratos ligeros

Se recomienda mezclar arena de río lavada gruesa y compuesto de turba negra y perlita en proporciones equitativas para mantener una mezcla esponjosa y aireada. También hay fertilizantes específicos para suculentas.

  • Mucha luz, pero cuidado con el sol

Es necesario evitar una sobreexposición para que no se quemen.

  • Recipientes transpirables

La maceta debe permitir el drenaje.

¿Cuáles son los tipos más comunes de suculentas y crasas?

  • La más conocida es el Aloe Vera. Es una planta esbelta que procede del norte de África y sus cualidades se aplican en cosméticos y dermatología. Presenta una estética de hojas carnosas, alargadas y de color verde y pueden llegar a crecer hasta los cinco metros de altura.
  • La Sanseviera es conocida como “lengua de tigre” (por sus hojas planas y acolchadas) y se caracteriza por su resistencia. Es ideal para zonas con poca luz y puede aguantar temperaturas en torno a los 20 grados centígrados.
  • La Echeveria es una de las plantas más comunes en países como Estados Unidos y México y entre sus características se encuentra la necesidad de luz.
  • De hojas planas y sutilmente puntiagudas, las Siemprevivas son conocidas por su fortaleza, aunque se aconseja colocarlas en zonas luminosas y con buen drenaje.

La denominada Árbol de Jade, por poseer forma de árbol, sus hojas son ovaladas y muy carnosas y suele florecer en primavera y verano

Si quieres elegir tu variedad de cactus favorita no dudes en contactar en buscarlo en la tienda online de Cómprate un cactus. Cualquier variedad que busques puedes solicitarla en nuestro chat.

Comparte esta entrada