Envío gratuito a partir de 49€ en Península

Los cactus en la decoración.

El cactus es un tipo de planta suculenta, no significa que la puedas comer, sino que los órganos de los que está compuesta permiten el almacenaje de agua durante un tiempo mayor que el resto de plantas, lo que le otorga la capacidad de sobrevivir en terrenos y climas áridos y secos. Encontramos una extensa variedad, alargados, pequeños, con brazos, sin ellos, con flor o sin flor, con espinas o sin ellas, redondos, sin forma definida, más grandes o más pequeños…

Imagina que quieres pintar de verde una estancia, pero sin alterar el tema decorativo, no te compliques, la mejor opción para la decoración, tanto interior como exterior, es el uso de cactus y suculentas. Este tipo de planta, lejos de lo que se piensa, no es sólo predominante de zonas desérticas, ni se ven sólo en los desiertos de estados unidos con bolas de paja y pueblos al más puro estilo western con John Wayne de fondo. De hecho, podemos encontrar familias de suculentas y cactus en cualquier parte del mundo, aunque originariamente fueran de América y algunas zonas de África y Asia, hoy día encontramos cactus autóctonos casi en cualquier zona del planeta. A continuación, te explicamos porqué es una más que mejor opción de decoración.

Espinas estéticamente versátiles.

Dependiendo de la idea base con la que queramos decorar y los elementos o recursos que contemos deberemos elegir un tipo de cactus u otro. Si queremos ganar altura en una habitación, indistintamente si es para uso doméstico o laboral, la verticalidad de los cactus y sus brazos hacia arriba pueden ayudarnos a ganar esa sensación de altura que nos percibe mayor amplitud en la habitación, algunos de estos cactus disponen incluso de flores que dan color y aroma a la habitación. Si lo que queremos es ganar color u ocupar un espacio, incluso darle vida a una estantería o una mesa, son muchos los tipos de cactus que por su baja estatura pueden ayudarnos a decorar esos recovecos o superficies sin color y darle otro aire. Incluso como centro de mesa. Si queréis coger ideas para la decoración con cactus, hay millones de ideas que, por desgracia, no caben aquí.

El poco cuidado, da buena espina.

Además de su versatilidad estética, otro de los motivos por los que son tendencia es la comodidad de su cuidado, algo muy compatible con el frenético ritmo de vida que llevamos. Para el cuidado debemos tener en cuenta los siguientes aspectos, algunos los comentamos en posts anteriores:

  • Riego: mínimo una vez por semana, es importante colocar el agua en la raíz, no directamente sobre el cactus, o un recipiente con difusor para no regar directamente sobre la propia planta.
  • Tierra y fertilizante: es muy recomendable usar una tierra que no retenga líquidos, de esa cualidad se encarga el cactus, mientas que el macetero que soporte el cactus debe tener la capacidad de drenar el agua correctamente. Durante el desarrollo de la planta es recomendable el uso de un fertilizante adecuado a ella, mezclándolo una vez por semana con la tierra.

Ubicación correcta: deben colocarse cerca de una ventana donde puedan recibir los rayos de sol, en caso de no ser posible, colocar en una zona cálida, pero lo idóneo es que se coloquen donde reciban rayo solar natural, no serviría, obviamente, calor artificial como el de una lámpara o un calefactor.

Tipos de cactus.

Te contamos a continuación algunos ejemplos, alguno lo hemos visto en anteriores posts.

  • Suculenta: de la familia cactaceae, dispone de hojas o pencas diferentes dependiendo del tipo, pueden tener forma de flor y ser de diversos colores. Puede ser de las más decorativas, y si dispones de hueco, una suculenta que también te vendrá bien en casa por sus propiedades es el Aloe Vera. ¿te suena?
  • Nopal: nativa de México, son plantas carnosas con tallos planos, oblongos y con dos tipos de espinas, unas largas y duras y otras cortas y finas. Florece una vez al año y sus frutos son las tunas o higos chumbos. Te decora la estancia y te ofrece el postre.
  • Cactus estrella: originario también de México, tienen cuerpo columnar con el que alcanzan hasta el metro de altura según adquieren años. Florecen entre mediados de primavera hasta finales de verano, y sus flores amarillas alcanzan hasta 9cm de diámetro.
  • Cactus San Pedro: nativo de la cordillera andina, se puede utilizar para hacer delimitaciones, uso extendido en Sudamérica. Es una planta columnar lo que nos puede dar verticalidad en la estancia a decorar, es muy ramificada y de tallo verde. Puede alcanzar hasta los 6 metros (no decimos que todas lo alcancen). Las flores nacen cerca de la parte alta de los tallos y se abren de noche, son blancas, de 20 cm y con mucho olor. Son de vida breve, duran unos días y se marchitan. No es recomendable consumir el fruto de esta planta por sus propiedades alucinógenas. Pero sus flores blancas pueden ayudarte en cualquier evento veraniego que quieras hacer otorgando decoración natural.

Un artículo muy interesante de guíaparadecorar.com, con ideas para decorar con cactus, os puede servir como comienzo si no sabéis exactamente cómo decorar con cactus en el interior de vuestro domicilio. Pero si quieres saber más entra en nuestra web y consulta con nosotros todo lo que quieras saber sobre cactus. Prometemos no pincharte y darte el más suculento de los consejos.

Comparte esta entrada